Entradas

Chiste

Llegan tres hombres al infierno: un americano, un hindú y un español.
El diablo les dice:
– Les daré una oportunidad de ir al cielo. Aquel que aguante tres
latigazos
míos se podrá ir. Antes de los latigazos podrán ponerse lo que quieran en
la espalda. !A ver si los aguantan!
Los hombres aceptan.
Primero el americano: Coge una enorme piedra y el
diablo, al primer
latigazo, la rompe. El americano grita desesperado:
-!Vale! !Vale! !Me quedo!
Después le toca al hindú, que se arrodilla sin ponerse nada.
Dice el diablo asombrado:
– !Este si que tiene dos cojones! ¿No te vas a poner nada en la
espalda?
– !Solo necesito meditación!
– Bueno, como quieras.
Da el primer latigazo y el hindú solo gime un poco, el segundo latigazo y
el hindú tranquilo,luego el tercer latigazo y el hindú fresco como una lechuga.
Entonces dice el diablo:
– Bueno, lo prometido es deuda, te puedes ir al cielo.
– Si… dice el hindú… pero antes quiero ver al español, que siempre
termina ganando en los chistes. Quiero ver con que mariconada sale…
El español se arrodilla y tampoco se pone nada, a lo que dice el diablo:
– ¿Tu tampoco te pones nada en la espalda?
– ¿Puedo ponerme lo que yo
quiera?
– !Lo que quieras!
– A ver tú , hindú cabrón, ven aquí!

Un chistecillo

Espero que os guste, a mi me hizo mucha gracia, si es que estos del norte son mas bestias.

Patxi e Iñaki van a pescar sardinas a la ria de Bilbao. Quedan en el muelle a las 11 y aparece Patxi con una boya de 4 metros de diámetro colgada de la caña.

– Oye Patxi, ¿y por qué llevas esa boya tan grande joder?
– Ya ves, es mucho mejor porque tú la tiras y, aunque haya una tormenta con olas de 4 metros, siempre ves la boya y sabes donde tienes el anzuelo.

– Ah, claro, claro. Oye pues, ¿y de dónde la sacaste?
– Mira tú, pues que el otro día iba por la calle y me encontré una lámpara mágica, la froté y me salió un genio que dijo que le pidiera cualquier cosa que deseara en el mundo, y que me la daría y la hostia pues y así.

– Oye, pues luego voy a tu casa y le pido yo un deseo mecaguen!.
– Vale, vale.

Media hora más tarde, en casa de Patxi, coge Iñaki la lámpara, la frota y sale un genio.
– Pídeme un deseo y te será concedido.
– Quiero tener pelas, muchas pelas, muchísimas pelas.
– Vete ahora mismo a tu casa que tu deseo ha sido concedido.

Se va Iñaki para su casa, abre la puerta y se encuentra la casa completamente llena de velas y cirios de 2 metros de altura. Llama Iñaki a Patxi:
– Oye Patxi, que yo le he pedido al genio tener muchas PELAS y me ha llenado la casa de VELAS.
– Nos ha jodido, a ver si te crees que yo le he pedido tener la BOYA más grande del mundo.

Un chiste muy bueno

Un hombre se sienta en un tren frente a una voluptuosa rubia, que lleva una pequeña minifalda puesta.
Aunque lo intentó, no fue capaz de retirar su mirada de sus enormes muslos, y de tanto fisgonear se da cuenta que la chica anda sin ropa interior.
La rubia se da cuenta de que el la mira justo “ahí” y le dice:
-Me estas mirando el coño, ¿verdad?

-Si, disculpa – responde sonrojado el hombre tras quitar su mirada.

-Esta bien no te preocupes – responde la mujer – ¿sabes? es muy habilidosa, mira esto, voy a hacer que mi coño te guiñe un ojo.

Dicho y hecho, el hombre mira asombrado como el coño le guiña y
da un par de pestañazos.

El, totalmente asombrado, se pregunta que “otras cosas” podrá
hacer..

-Puedo también hacer que te tire un beso..

La chica sube un poco más la falda para que el hombre tenga una vista completa y despejada. Acto seguido increíblemente el coño contrae sus labios y le tira un beso con sonido incluido (SMAACK!!)

El hombre no podía creer semejante expresión de raro talento.

– Ven y siéntate a mi lado – sugiere la mujer ya entrada en calor.

El hombre ni corto ni perezoso, se sienta al lado de ella y larubia le pregunta sugestivamente.

– ?Quieres meterme un par de dedos?

Paralizado de asombro el hombre responde:
– ! NO JODAS que también SILBA!!??

SMS navideños

Seguro que ya habéis recibido alguno, yo los he recibido y los he reenviado, así que no es extrañe que os llegue en breve, por si las moscas os dejo unos cuantos para que podáis contraatacar o ser vosotros los primeros.

* Enhorabuena!
Nestlé le comunica que ha sido ganador del peso de su pene en chocolate….
En breve recibirá su lacasito. FELIZ AÑO !
* Cuando nací me dieron a elegir entre un gran pene o una gran memoria y ahora no recuerdo si te he felicitado el año nuevo
* Querido terrícola: Soy un extraterrestre de una galaxia muy lejana donde podemos adoptar cualquier forma. En estos momentos, me he convertido en este sms y, a través de tus pupilas, te estoy metiendo un dedo en el culo. Se que te está gustando porque estás sonriendo. Por favor, enviame a otras personas, porque en verdad, ando buscando más culos. Y deja de reirte que se van a dar cuenta…FELIZ AÑO 2007.
* Cubatita nuestro que estás en el vaso, a través de la boca abrete paso. Santificados sean tus grados, vengan a nosotros tus efectos, hágase tu voluntad así en el bar como en el pub. El ciego maestro de cada noche danóslo hoy, perdona nuestras mezclas así como nosotros perdonamos al garrafón, y no nos dejes beber Buckler sin alcohol, libranos del Bitterkas, amen. FELIZ AÑO
* El puticlub LOVELY le desea feliz año a sus mejores clientes. Firmado: Toñi, Juani, Agata, Merchi, y todas las que trabajamos para ti. Felicidades Guarron
* Afala kita, amula sola, ispa tuta,insupuka sula.
Acabas de recitar en conjuro indio que te impedirá hacer el amor durante todo el 2007. Feliz y casto año nuevo

Quieres ver mas? Leer más

Un chistecillo

Estaba una mujer con su amante y de repente oye que el marido abre la puerta.
– ¡Date prisa! – le dice al tipo – ¡Quédate de pie en la esquina!
Rápidamente le frota aceite de bebé por todo el cuerpo y luego le espolvorea con polvos de talco.
– No te muevas hasta que te lo diga – le susurra ella -, simula que eres una estatua.
– ¿Qué es esto, querida? – le pregunta el marido al entrar.
– ¡Oh, sólo una estatua! – responde ella con naturalidad-. Los Pérez compraron una para su dormitorio, me gustó tanto que compré una para nosotros también.
No se habló más sobre la estatua, ni siquiera por la noche cuando se metieron en la cama. A las dos de la madrugada, el marido se levanta, va a la cocina y vuelve con un sandwich y un vaso de leche.
– Toma – le dice a la “estatua”-, come algo. Yo me estuve como un idiota durante tres días en el dormitorio de los Pérez y nadie me ofreció ni siquiera un vaso de agua.