Gumball 3000, la carrera de los millonarios

Para quien no la conozca, la Gumball 3000, la carrera de los millonarios, es una carrera en la que participan todos aquellos ricachones excéntricos y con super deportivos que no saben donde gastarse tanto dinero y aprovechan esta peculiar carrera para sacar a relucir sus mejores bólidos.

No siempre acuden los mejores coches, no hay una restricción sobre el tipo de vehículo con el que presentarse, ya que en algunas ocasiones se han podido ver un Fiat 500 antiguo o un Citroën 2CV, pero por norma general, los coches que acuden a esta prueba con coches del estilo de Ferraris, Lamborghinis, Rolls-Royce, Porsches, Bugatis, y así hasta más de cien superdeportivos.

Si estas pensando en acudir a esta carrera quizás sea mejor que sepas que se paga por persona y tiene un coste de 63.500 euros, pero no es una carrera de un día, dura un poco menos de un mes, esto hace que los participantes acudan con un copiloto, lo que supone que cada coche tenga un conste de inscripción de aproximadamente unos 127.000 euros.

Bugatti Veyron valorado en más de dos millones de euros, Jaguar E-Type clásico de los años 60, un Porsche 918 Spyder que ronda los 900.000 euros, variedad de Ferrari (F12 Berlinetta o 458 Italia), los nuevos AMG GT de Mercedes o Lamborghinis de todo tipo son las bellezas que participan en esta carrera Gumball 3000, la carrera de los millonarios

Este año partió de Estocolmo (Suecia) el pasado 23 de mayo para acabar el 30 de mayo en Las Vegas. A contado con participantes famosos como David Hasellhoff, protagonista de la serie El coche fantástico y otros no tanto.

La inversión de los participantes no es en vano, ya que con esta alta inscripción tienen derecho al acceso a todas las fiestas privadas y da derecho a dormir en todos los hoteles de lujo, por supuesto, que están situados al finalizar cada etapa de la carrera. También incluye el traslado desde Ámsterdam a Reno (EEUU) de toda la caravana en un avión que cruzará el Atlántico con una carga valorada en más de 200 millones de dólares (183,7 millones de euros).

La verdad es que es una carrera a la que pueden optar muy pocos, gente que no le importe las multas que recogen por el camino, gente que no sabe donde gastar su dinero y aprovechan este carrera llena de glamour y pasar un mes de aventura a los mandos de sus vehículos.

Enlace | Gumball 3000