Dinero rápido

Cada vez es mas común escuchar y leer en un sinfín de sitios anuncios sobre la posibilidad de conseguir préstamos rápidos, la necesidad en estos tiempos tan difíciles ha hecho crecer la oferta en este sentido. Siempre es muy goloso poder recibir una cantidad de dinero rápido para poder salir del bache en el que nos encontramos.

También los hay que no lo piden por necesidad, sino aquellos que lo aprovechan para darse ese viaje o capricho que llevaba tiempo planeando y que una cosa u otra no ha podido ahorrar por si mismo.

dinero

Esta claro que no todos los sitios son fiables, también hay que advertir que hay que tener mucho, muchísimo cuidado de a quien se le pide este tipo de prestamos y sobretodo tener muy muy claro todas las condiciones y cuanto vamos a pagar al final, si hace falta es mejor asesorarse antes con un especialista que nos lo explique bien si no lo tenemos claro.

Si sólo nos fijamos en la “cuota” a pagar, estaremos pasando por alto el principal dato que nos permitirá saber cuánto nos va a costar el crédito, y comparar entre distintas entidades. Conviene calcular qué cantidad total terminaremos pagando a la entidad crediticia y compararla con la que hemos solicitado.

Para resumiros un poco, antes de firmar nada hay que tener en cuenta algunos conceptos claros:

  • Prestar atención al coste final del prestamo.
  • Comparar el interés que nos piden con otros productos de crédito.
  • Conocer las comisiones de apertura y cancelación que deberemos pagar.
  • Fijarnos si nos obligan a contratar un seguro.
  • Tomar precauciones en la entrega, por correo, de objetos de valor como aval.
  • Consultar, antes de firmarlo, las condiciones del contrato.

A mi me han llegado a ofrecer este tipo de prestamos y hay que reconocer que son muy golosos, te lo pintan como si fuera tu salvación y uno ya esta un poco cansado de los bancos, pensamos que son los que nos han llevado a esta situación, que son los malos de la película y lo que queremos es dejarlos de lado, y razón no nos falta, pero las cosas hay que hacerlas bien y con conocimiento, no nos podemos lanzar a lo loco, que es lo que están esperando algunos.

Si te informas bien y te asesoras bien, no debes tener problemas, este tipo de prestamos, bien hechos, pueden ser muy beneficiosos y pueden sacarte de una apuro puntual, si son tan malos como algunos lo pintan, ni son tan buenos como lo pintan ellos mismo, siempre hay un término medio en las cosas, la cuestión es encontrarlo.

Vosotros tenéis alguna experiencia buena o mala con este tipo de prestamos? Nos la cuentas?